El poder de la GRATITUD

Gratitud

Quiero compartir un vídeo muy sencillo y claro sobre la importancia que tiene la gratitud en nuestras vidas. Podemos agradecer a las personas de nuestro alrededor, que nos aportan y enriquecen en el día a día o lo hicieron en algún momento de nuestra vida; pero también resulta fundamental valorar aquello que tenemos y somos, y eso que hacemos por nosotros y nosotras mismas, aumentando nuestro bienestar.

Haz clic aquí para ver el Experimento sobre Gratitud

Y también comparto un fragmento de un texto de Mónica López (www.sanarte.cl) donde nos explica los beneficios de la gratitud en nuestra vida y algunos ejercicios sencillos para practicarla:

Gracias…” Muchas veces desestimamos el poder que tiene esa palabra entregada a otros y también hacia nosotros mismos. ¿Qué pasaría si estuviésemos más conscientes y pendientes de todo lo valioso que tenemos y somos, en vez de aquello que nos falta o afecta negativamente?

Si realmente agradeciéramos cualquiera de nuestros tesoros (que tantas veces no apreciamos) como el tener una familia, salud, trabajo, amigos, pareja, vocación, inteligencia, capacidades diversas o tantos otros que podemos tener y no ver, quizás nos sentiríamos más plenos, viviríamos más agradecidos con la vida, incluso con las situaciones difíciles que se nos presentan, por lo mucho que podemos crecer y aprender de ellas. Si sintiéramos y expresáramos más gratitud, creo firmemente que todos seríamos más felices…

La gratitud es maravillarse, apreciar la vida, mirar el lado luminoso, agradecer a alguien, contar las bendiciones que tenemos. Es saborear cada cosa que vivimos, no dar las cosas por garantizadas. Implica centrarse en el momento presente, apreciar la vida tal como es hoy y ahora y lo que la ha hecho ser así.

¿Pero de qué nos ayuda el expresar gratitud?

– Promueve el mayor disfrute de las experiencias positivas de la vida

– Favorece la autovaloración y la autoestima, ya que ayuda a tomar conciencia de lo que otros han hecho por uno y de lo que uno ha sido capaz de lograr

– Contribuye a afrontar el estrés y los traumas, al agradecer por lo que está intacto

– Alienta y promueve el comportamiento generoso y de ayuda

– Ayuda a construir lazos sociales e inhibe la comparación social

– Es incompatible con emociones destructivas

– Contrarresta la habituación, devolviéndonos nuestra capacidad de asombro.

Si bien todos sabemos que es mejor tener una actitud de gratitud, la tendencia general es a quejarnos constantemente por todo: dolores, incomodidades, preocupaciones, problemas pasados, presentes o que podrían llegar a ocurrir… Por eso, como no es simple tener conciencia constante sobre el poder de la gratitud y muchas veces requiere un entrenamiento el aprender esta actitud hacia la vida y hacerla crecer, a continuación les sugiero realizar algunos ejercicios:

Ejercicio Nº 1: Cartas de Gratitud

El ejercicio consiste en pensar en una o más personas a las cuales no les agradeciste algo que hicieron por ti y fue significativo. Les escribes una carta (no importa si es breve o extensa) donde expreses tu agradecimiento por aquello que hicieron por ti y que aunque ha pasado tiempo, no lo has olvidado, y se las entregas personalmente a cada una de ellas.

Es detenerse a valorar las acciones de otros y aprender a decir gracias, aunque haya pasado el tiempo. La otra persona de seguro lo valorará y será una experiencia de crecimiento para ti también. Sería ideal realizar este ejercicio al menos 3 veces al año (cada 4 meses), para que su efecto sea significativo en nuestra vida.

Ejercicio Nº 2: Listado de Gratitud 

Debes escribir una lista detallada y específica de todas las cosas por las cuales sientes gratitud (tener buena vista, una audición aguda, tener la inteligencia para haber estudiado, tus hijos, tu relación de pareja, la solidaridad de tus compañeros, etc.).

Intenta colocar lo más posible en ese momento, pero esa lista quedará abierta. Deja el listado en un cuaderno cerca de tu alcance y cada vez que recuerdes algo por lo cual te sientas agradecido, añádelo a tu lista. Lo ideal es que al menos 2 veces al mes accedas al cuaderno, lo leas nuevamente y complementes. Puedes agradecer incluso aquellos desafíos difíciles que trae la vida y de los cuales aprendes.

Ejercicio Nº 3: Diario de Gratitud

Si al menos una vez a la semana escribieras en un diario/cuaderno las cosas que te han hecho feliz durante la semana, deteniéndote a pensar en cada una, te irías entrenando cada vez más en percibir lo positivo y valioso de tu vida por sobre las cosas difíciles que te pueden ocurrir. Al releerlas podrías tomar conciencia de lo afortunado que eres y mantener una actitud distinta hacia la vida, abierta a la felicidad.

Estos ejercicios te ayudarán a aumentar tu conciencia sobre todo lo valioso que hay en tu vida y a ir tomando una actitud más cercana a la gratitud que a la queja, lo cual en el mediano plazo favorecerá tu estado emocional, mental y físico.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s